Dunkerque-Calais, una cuarta etapa plagada de cotas y de posible viento marino

Dunkerque-Calais, una cuarta etapa plagada de cotas y de posible viento marino

Los organizadores del Tour han hecho todo lo posible para que la cuarta etapa sea de todo menos tranquila, para lo que en el recorrido entre Dunkerque y Calais, de 171,5 kilómetros, han ubicado una pléyade de pequeñas cotas de cuarta categoría que pueden dinamitar la carrera. Las cotas de Cassel, Remilly-Wirquin, Nielles-lès-Bléquin, Harlettes, Ventus y Cap Blanc-Nez, todas ellas entre los más de 900 metros y los casi 1,7 kilómetros, con pendientes entre el 4,2% y el 7,75, amenizarán una jornada que promete tras el descanso y el periplo danés.